Aprendiendo sobre la Biblia

“Hijo mío, no rechaces la disciplina del Señor ni aborrezcas Su reprensión, porque el Señor a quien ama reprende, como un Padre al hijo en quien se deleita.”, (Proverbios 3:11-12 LBLA).

Cualquier padre en este mundo tiene reglas de vida en su casa, y desea sentirse orgulloso de sus hijos.
Por eso, desde muy temprana edad les enseña el camino del bien, incentivándolos a que estudien
haciendo lo posible para que no les falte nada.

También les muestran, desde pequeños, la importancia de tener un carácter justo. Además de ser personas de palabra, de respeto, disciplinadas y obedientes.Todos esos buenos frutos surgirán naturalmente al conocer a Dios. Una persona, al tener un encuentro con el Señor, deja de ser alma viviente para ser espíritu vivificante, y como nació de Dios recibe Su ADN, un corazón puro, una fe firme, volviéndose justa y obediente a Su palabra.

El haber conocido el amor de Dios y recibido el Espíritu Santo, la persona transmite vida y espíritu a
todos los que le rodean, transformándose en una fuente rebosante y generando así, por medio de su fe
y de su buen testimonio, hijos espirituales para el Reino de Dios.

Como un hijo depende de los consejos y cuidados de su padre, así el hijo del Altísimo, vive en la
dependencia de oír Su voz y enseñanzas. Y, por lo tanto, es humilde y acepta Su corrección y disciplina,
por temor y respeto a Su santidad. Además, por ser un separado para Dios, luego de ser perdonado
busca desviarse del mal y del pecado para no equivocarse nuevamente.

Sin embargo, para vivir dentro de la voluntad de Dios, es necesario ser humilde aceptar Sus leyes y
obedecer Sus mandamientos por amor y reverencia al Todopoderoso. Dios es amor y santo, y a pesar
de ser amados por Él, nos desea lo mejor. Él nos muestra nuestros errores para evitar que suframos.
Por amarnos nos corrige y nos guarda de todo mal.

¡Es maravilloso saber que somos cuidados por el Santísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.