Conquistando Victorias

La obediencia es mucho mas importante de lo que podemos imaginar, pues ella es promesa de vida prometida a todos los que actúan como Dios manda.

En Abril, vimos que el Señor Jesús fue el siervo perfecto, en cuanto estuvo en esta tierra, pues obedeció a todo lo que el Padre mando.

El siervo fiel sabe que la voluntad de Dios es siempre la mejor para su vida. Por eso, cuando escogemos obedecer, siguiendo el ejemplo del Señor Jesús, siempre conquistaremos buenos resultados.

Cuando los hebreos vivían en el éxodo y fueron liberados por Dios de la esclavitud en Egipto, hubo liberación física. Hoy, el éxodo que vivimos es la mayor libertad de todas, la espiritual, porque todos los que se entregan al Señor Jesús, en obediencia, comienzan una nueva historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *