La Pascua y las 4 copas

La mayoría de las personas no tiene idea de lo que esa fiesta representa. Como siempre, una celebración espiritual asumió una connotación comercial, con venta de huevos de chocolate que nada tienen que ver con el sentido real. En hebreo, Pascua se dice Pessach, que significa pasaje, para que el pueblo recuerde cuando Dios pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, librándolos de la muerte.

Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, vosotros responderéis: Es la víctima de la Pascua del SEÑOR, el Cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Éxodo 12:26-27

La celebración de la Pascua hecha por los judíos consiste en una fiesta que dura toda la noche, en la cual las familias permanecen comiendo, conversando, recordando su historia, cantando, alegrándose y, cada dos o tres horas, beben una copa de vino. Son 4 las copas que beben los judíos, cada una con un significado espiritual.

La primera se llama copa de la esclavitud, para recordar que el pueblo fue esclavo en Egipto. La segunda se llama copa de la liberación, conmemorando la liberación del pueblo de Egipto. La tercera se llama copa de la promesa. La cuarta y última se llama copa del sufrimiento.

En la noche en la que el Señor fue apresado, antes de ir al monte de los Olivos, Él estaba conmemorando la Pascua, tomó las tres primeras copas y salió antes de que la fiesta terminara.

Por eso Él dice: … Padre Mío, si es posible, pase de Mí esta copa; pero no sea como Yo quiero, sino como Tú. Mateo 26:39
Esta copa era la cuarta, la del sufrimiento. Él sabía que tenía que sufrir para salvarnos. Por eso no fue posible pasar la copa. ¡Muy grande es Su amor por nosotros!

¡Dios los bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *