BELLA A LOS OJOS DE DIOS

¡Hola niñas!

Este mes estamos hablando sobre humildad.

La persona humilde tiene como característica principal la conciencia de que no sabe todo, de que puede y debe aprender siempre a estar dispuesta a cambiar, pues comprende que no está lista todavía. Ella depende de Dios y siempre va a necesitar de Él para pedir Su orientación, oír Su opinión a través de Su Palabra… La persona humilde está en constante transformación.

¿Cómo saber si es humilde o no? Procure observarse en la convivencia con otras personas. Cuales son sus reacciones y como recibe una orientación, una reprensión de sus padres o de las personas que son autoridades sobre su vida. En esos momentos, podemos evaluarnos y darnos cuenta donde necesitamos cambiar. Si usted se da cuenta que es una persona orgullosas, tenga fuerzas y acérquese a Dios, confesando su pecado. Él es fiel y justo para perdonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *