BELLA A LOS OJOS DE DIOS

¡Hola preciosas!

Cuando sabemos a quien estamos sirviendo, en quien creemos, tenemos una fe inteligente. ¿Y qué es tener una fe inteligente? Amar a Dios de todo corazón y con toda el alma.¿Por qué? Porque Él, si, es el libertador de nuestra alma, y el que llena nuestro vacío.

Así es el encuentro con Dios: ¡Él es nuestro y nosotros somos de Él! Y, en esa relación, Dios cuida personalmente de todas, se preocupa por ustedes y las protege. No hay mal que podrá impedirles avanzar, de realizar los proyectos de Dios para su vida. Entonces, ¿Por qué temer? Si ustedes sintieren miedo, busquen a Jesús, doblen sus rodillas y entreguen sus caminos a Él. Si se quedan preocupadas al punto de perder su paz, usen el nombre de Jesús y determinen su bendición. Cuando estamos en el escondite del Altísimo Él nos protege.

Ustedes tienen un lugar que es solo suyo y de Él. Es solo doblar sus rodillas en su cuarto, en la sala o en cualquier lugar, y si no pueden doblar, es solo invocar el nombre de Jesús, creyendo que Él viene en su socorro.

¡Sean fuertes y corajudas!¡ Existe un Dios por ustedes!

En verdad, el único y verdadero Dios.

Abrazos niñas y lancen fuera todo el miedo.

Besitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *