Niños de Fe

“Entonces él les refirió esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.”, (Lucas 15:3-7).

Cuando nos acercamos a Dios, Él se alegra porque estamos cerca Suyo. Cuando nos equivocamos, el diablo nos acusa y nos hace pensar que ya no hay solución, que nunca vamos a cambiar, que lo mejor es rendirse. Si estás pasando por un momento difícil y te sentís identificado con este mensaje, no te dejes vencer.

No escuches las palabras que el diablo te dice, la Palabra de Dios nos enseña cuán valiosos somos para nuestro Padre. Él está dispuesto a dejar a las noventa y nueve para ir a buscarte, porque para Él sos lo más importante.

Jesús siempre está ahí para escucharte y para darte Su Amor y fuerza cuando más lo necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *