Bellas a los ojos de Dios

Hoy quiero hablar con ustedes de la fe que trae resultados.

La Biblia dice “Mas mi justo vivirá por la fe…” (Hebreos 10:38 LBLA). Sabemos que la fe es la certeza de las cosas que no se ven, de lo que se espera. Es decir, la fe nos da fuerza, coraje y nos hace creer en nosotras mismas.

Cuando vivimos por la fe, pasamos por luchas pero logramos superarlas porque sabemos que Dios está con nosotras. No nos fijamos en la vida de los otros porque sabemos que tarde o temprano alcanzaremos nuestras propias conquistas.

En cambio, una persona que no usa su fe se frustra, es miedosa, celosa e insegura. Pensemos cómo nos hemos relacionado con nuestros padres, con nuestros amigos y con nuestros compañeros de la escuela y de la iglesia.

Si hemos vivido la fe, somos chicas seguras y podemos ayudar a otros, si no estamos en la fe cualquier lucha que pasemos la veremos como algo imposible de resolver, nos sentiremos incapaces.

Mientras Jesús estuvo en la Tierra repitió varias veces la frase “… sea hecho conforme a tu fe…”, (Mateo 9:29, Mateo 15:28), la fe es nuestra forma de relacionarnos con Dios, usémosla de forma inteligente y nada será imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *