El Poder de la Oración

Cuando entendemos el valor de tener a Dios como Padre y Señor y creemos en su existencia, tenemos la oportunidad de conocerlo. Si buscamos Su presencia y Le entregamos nuestra vida a Dios, sucede lo extraordinario y podemos

tener un encuentro con el Señor Jesús. De esta manera nacemos de nuevo, somos transformados y tenemos una vida
con Él. Cuando Jesús estaba en el mundo, hablaba con Su Padre con placer e intercedía por nosotros:
“Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y
lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy
a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.”
(Juan 17:9-11).
Dios oyó esa oración porque todos tenemos la oportunidad de ser salvos a través del sacrificio que Jesús
hizo en la cruz por nosotros. Si obedecemos Sus mandamientos somos guardados del mal. Si vivimos en
comunión con Él nuestras palabras tienen poder, como las Suyas. En la oración de Jesús no hay sentimientos
y sí seguridad de que Dios estaba escuchando y atendiendo Su oración. Esa es la fe inteligente, sembrada
por de Espíritu de Dios. Use esa fe para orar por los enfermos, por la familia, por la vida económica, por
Sus siervos y Su obra, así Él será visto en su vida.
“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu
Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles,
que piensan que por su palabrería serán oídos.”, (Mateo 6:6,7 LBLA).
Anoten los consejos que nos dejó el Señor Jesús: Sean sinceros delante de Dios, no intenten llamar la atención con
oraciones largas, no es por hablar mucho que seremos escuchado. Diríjasen a Dios con temor, Él ve la intención
del corazón. Él nos conoce muy bien, no hay cómo engañarlo. La oración es poderosa, aprendamos a
usarla .
EL PODER DE LA
ORACIÓN

One Response to El Poder de la Oración

  1. marcela monica barbaglia dice:

    Es verdad Dios escudriña la mente y los corazones no lo podemos engañar el conoce nuestras verdaderas intenciones.La oración sincera y verdadera tendrá resuesta inmediata. Dios la bendiga Sra. Ester!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *