Unidad 3- FABIO, EL NIÑO VENGATIVO

UNIDAD 3

Había una vez un niño muy inteligente, llamado Fabio. Le gustaba mucho ir a la EBI, pero en la salita no prestaba atención en nada y aún quitaba la atención de sus otros amiguitos. A El también le gustaba jugar en el frente de su casa. Cierto día la mamá le regaló un autito muy lindo de color verde, quedó tan contento que fue enseguida a mostrárselo a sus compañeritos. Paulito, uno de ellos quedó muy triste al ver el autito en sus manos, pués el tenia solo uno medio viejito que su vecina le había regalado. Pobre Paulito! El sintió envidia del amiguito porque no conocía a Jesús. Nosotros que conocemos a Jesús nunca tenemos que tener envidia de los otros.
Un dia, su mamá preparó un almuerzo super especial e invito a todos sus amiguitos. Ellos quedaron muy felices porque iban a comer torta, galletas y gaseosa.Hum! que delicia…de repente a Fabio se le ocurrió jugar a las carreras de autitos; les prestó uno de los suyos a todos, menos a Paulito porque había llevado el suyo . ellos empezaron la carrera y en laprimer partida Paulito quedó enojado porque su autito llegó último. Muy enojado agarró el auto de Fabio y lo tiró al piso tan pero tan fuerte que lo destruyó. Par vengarse Fabio agarró el autito de él y también hizo lo mismo. Ahhh niños! Todo se tornó un lío.
Paulito empezó a llorar y la madre de Fabio fue a ver que era lo que estaba pasando. Después de conocer la situación, ella habló con su hijo y le dijó que había reaccionado de una forma equivocada, pués el conocía a Jesús y sabia que no podía ser vengativo. Por otro lado Paulito no conocía a Jesús y por eso no sabia que era correcto. En el mismo momento Fabio quedó muy avergonzado y decició pedir perdón. Los dos se abrazaron y volvieron a quedar felices nuevamente.

CONCLUSION

En aquel dia , Fabio aprendió dos grandes lecciones: el necesitaba prestar mas atención en las clases de la EBI, para asi aprender más de la Palabra de Dios y nunca, nunca, vengarse de nadie, pues eso no agrada a Dios. Entendieron niños?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *